Añadido al carrito
  1. Home Brother
  2. Blog Brother España
  3. Impresión
  4. 2020
  5. La impresora de mi oficina se ha estropeado. Aquí tienes la solución
La impresora de mi oficina se ha estropeado

La impresora de mi oficina se ha estropeado. Aquí tienes la solución

Las impresoras son nuestras grandes aliadas en el desarrollo de las actividades diarias en la oficina, hasta que en el momento más inesperado dejan de responder.

Es algo posible sobre todo si el equipo tiene algunos años, pero de todos modos es un contratiempo que hay que solucionar: ¿qué hacer si la impresora deja de funcionar y ya ha expirado su garantía? Te traemos algunas soluciones.

Impresora estropeada: preguntas frecuentes y siguientes pasos

¿Cuánto me va a costar la reparación?

Las impresoras son equipos que sufren mucho por el uso diario y es difícil determinar el alcance de una incidencia sin que un técnico lo analice antes. Si la solución es sencilla el propio usuario puede repararla, pero en ocasiones, es necesario que un técnico especializado intervenga.

¿Cuánto tiempo voy a quedarme sin impresora?

Pese a que muchos problemas con los equipos de impresión se pueden arreglar in situ, en ocasiones puede demorarse días o semanas si es necesario enviar el equipo al servicio técnico.

¿Me va a salir más caro que comprar un equipo nuevo?

Depende de la incidencia, pero hay ocasiones en que es más rentable comprar un equipo nuevo. Por esta razón puede ser más conveniente contratar directamente un servicio gestionado de impresión.

Se trata de un servicio que ahorra tiempo y preocupaciones pues incluye la instalación, el mantenimiento de las impresoras, el envío de los consumibles y un soporte técnico especializado.

¡Despreocúpate de la gestión de impresoras!

Optimiza tu trabajo

Consejos para ahorrar costes con la contratación de un servicio gestionado de impresión

Cuando una empresa pequeña adquiere una impresora es posible que no esté calculando bien los costes indirectos que implica como, por ejemplo, el tiempo dedicado a mantener la impresora en condiciones de uso o los costes de gestión de incidencias técnicas.

Para conseguir un ahorro en los costes de impresión a través de los servicios gestionados de impresión para pequeñas empresas hay una serie de consejos que puedes seguir:

  • Contratación de mantenimiento y/o garantía: ante una incidencia técnica es siempre recomendable contar con la garantía o soporte técnico profesional.
  • Contratación de un servicio de renting de impresoras: ante una avería inesperada y en el caso de no contar con garantía o soporte técnico, el coste de este servicio se puede disparar. Para evitar estos sustos, sobre todo en el ámbito de los pequeños negocios, la próxima vez que tengas que comprar una impresora, es recomendable contratar un servicio de renting de impresoras. La cuota mensual de un renting normalmente incluye el mantenimiento de las impresoras, por lo que la empresa estará cubierta ante cualquier incidencia técnica y no tendrá que hacer frente a costes inesperados.
  • Otros servicios extra recomendados: en el caso de optar por el servicio gestionado de impresión, es interesante contar con más asistencias además del soporte técnico, como pueden ser la instalación del equipo, la entrega automática de consumibles, el precio por página o los programas de reciclaje de consumibles y equipos viejos (y el ahorro que puede suponer esto para las empresas).

Estos servicios pueden incluso estar incluidos en un servicio gestionado de la impresión, ya que, en el caso de contratar, por ejemplo, un sistema de pago por página, se puede contemplar en precio este mantenimiento o garantía, haciendo que el coste se diluya mucho más a lo largo del tiempo y resultando muy ventajoso para pequeñas y medianas empresas.

Los servicios gestionados de impresión: un ahorro de costes y tiempo para las PYME

Por lo general, la compra de la impresora, y la gestión de la misma por parte de la empresa no compensa en términos de costes y tiempo. La autogestión de este tipo de tareas implica una pérdida de productividad derivada de las ineficiencias en la gestión de incidencias o mantenimiento.

Además, el negocio está expuesto a las posibles incidencias que puedan surgir sin contar con un soporte técnico que pueda dar una respuesta rápida para favorecer el normal funcionamiento del negocio. La solución más sencilla para las pequeñas y medianas empresas que necesiten impresoras es contratar servicios gestionados de impresión.

Este tipo de servicios no solo dan un excelente resultado a nivel técnico (ofreciendo una rápida respuesta ante averías o sustitución del equipo) sino que resulta muy ventajoso en cuanto a los costes que asume la empresa, ya que suelen ser cuotas mensuales que no implican grandes desembolsos de dinero en cortos periodos de tiempo y por lo general incluyen las páginas impresas, el alquiler de la impresora o la reposición automática de consumibles.

Una impresora estropeada no es un problema si se cuenta con un servicio gestionado de impresión, la reposición está garantizada. Delegar este tipo de servicios en una empresa especializada puede reportar grandes ahorros a los pequeños negocios que no quieren preocuparse de gestionar este tipo de incidencias, sino estar pendientes de su propio negocio.

Más de Impresión

También podría gustarte

Volver arriba