Añadido al carrito
  1. Home Brother
  2. Blog Brother España
  3. Impresión
  4. 2022
  5. Todo lo que debes saber sobre la nueva Ley de Garantías
FY22 - ES14

Todo lo que debes saber sobre la nueva Ley de Garantías

El 1 de enero de 2022 se amplió el plazo de garantías para los consumidores ¿Quieres saber cómo te afecta? Entonces lo que vas a leer te puede interesar.

Como consecuencia de la pandemia, han surgido nuevas formas de contratación que han irrumpido de forma acelerada. Para adaptar la protección de los consumidores a este nuevo escenario, durante el 2021 se incorporaron diversas modificaciones en el Real Decreto Ley 7/2021, de 16 de noviembre. Esto ha dado lugar a una nueva Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, en la que se incrementan los plazos de garantía de los bienes y la disponibilidad de repuestos por parte de fabricantes e importadores.

Antes de hablar de las claves de esta nueva Ley de Garantías, debes saber que todas estas modificaciones se deben a una nueva directiva europea, que busca fomentar una mayor sostenibilidad en el diseño y uso de los productos, y que la alternativa de ‘usar y tirar’ sea cada vez menos empleada.

¿Qué supone la nueva Ley de Garantías?

Si entramos de lleno en esta Ley de Garantías 2022, vemos que, sin duda, la principal novedad es la ampliación del plazo de garantía obligatoria para consumidores y usuarios, que pasa de dos a tres años para todos los productos comercializados desde el 1 de enero de 2022; un plazo que no es nuevo para algunas compañías que ya veníamos ofreciendo esos tres años de garantía, ahora obligatoria.

La modificación de la Ley mejora los plazos de los bienes duraderos adquiridos por consumidores y usuarios, pero no de los productos que adquieren las empresas como clientes profesionales. Y es que, un mismo producto tiene distinto nivel de protección en función de quien sea el adquiriente – aunque en nuestro caso ese nivel de protección es el mismo, tanto para usuario final como para empresas.

Asimismo, otra de las exigencias destacables de esta nueva normativa la encontramos en el tiempo mínimo en el que los fabricantes o importadores están obligados a disponer de piezas de repuesto desde que el producto deja de comercializarse. Si antes eran cinco años, la nueva Ley establece en diez años el límite de disponibilidad de repuestos para aumentar la vida útil de los productos, fomentándose así la economía circular y la reparabilidad. No obstante, este aspecto podría chocar con la normativa europea en materia de ecodiseño, ya que las distintas categorías de producto tienen sus propios plazos, al tener en cuenta la vida útil real del producto y el objetivo de la sostenibilidad.

Finalmente, el nuevo reglamento también considera, por primera vez, la aplicación de una garantía legal de dos años en los contenidos y servicios digitales, tales como programas informáticos, aplicaciones, archivos de vídeo, archivos de audio, archivos de música, juegos digitales, libros electrónicos, etc.

Los efectos sobre las empresas de la nueva Ley de Garantías

A corto plazo, es difícil determinar cuál será el impacto en las empresas vendedoras o distribuidoras, y más si la presión de costes actual se debe a la escasez de componentes o al incremento de costes logísticos. Pero a medio plazo, las empresas fabricantes e importadoras podrían experimentar incrementos de costes de almacenamiento a partir del año en que finalice el requerimiento europeo, así como un mayor desperdicio de piezas dado el incremento del plazo de repuestos, algo que, paradójicamente, no responde a sostenibilidad ni a mejor aprovechamiento de los recursos.

También es importante saber que, aunque esto no aplica tanto a esta nueva Ley, los plazos de garantía para las empresas como consumidores profesionales son diferentes que los establecidos para los usuarios finales. Estos suelen ser de un año, e incluso en algunos casos de seis meses, lo que lleva a pensar que las empresas están menos protegidas que los particulares en materia de garantía. Este aspecto es algo que la mayoría de las empresas, especialmente pequeñas y autónomos, desconocen y es primordial para conocer las condiciones de las coberturas de los bienes adquiridos y ejercer sus derechos ante la ley.

Sin duda, la nueva Ley de Garantías refuerza la protección de los consumidores, mejora la calidad de los productos, impulsa el consumo sostenible y potencia la economía circular. Pero también trae muchas incógnitas con respecto a su impacto sobre el consumidor profesional, aunque tendremos que esperar para desvelar esas cuestiones. Lo que sí es un hecho es que esta Ley ya está aquí, y tenemos que conocer todas sus claves para que ese consumo sostenible del que tanto se habla sea una realidad. 

Mas de Impresión

También podría gustarte

Volver arriba