1. Home
  2. Blog Brother España
  3. Identificación
  4. 2017
  5. Vuelta a Rutina, ¿Cuál es la Etiqueta que Necesitas?
Mujer etiquetando archivadores

Vuelta a la rutina: ¿Cuál es la etiqueta que necesitas?

  • 2 minutos

La necesidad de clasificar, ordenar e identificar todo tipo de documentos, objetos, o prendas es una costumbre in crescendo, no solo en entornos de trabajo; sino también en la vida doméstica. La clave para que los resultados sean satisfactorios está en elegir la etiqueta que mejor se adapta al uso que le vamos a dar. Vamos a ponerte en situación:

Imagina un profesional del sector eléctrico e instalador, cuya rutina diaria se encuentra en crear y reparar instalaciones que necesita identificar. La variedad de materiales, superficies y entornos en los que trabaja requieren de etiquetas de muy distinta composición.

O en su defecto, y extrapolando esta situación a escenarios más cotidianos: ¿qué pasa si los más peques de la casa necesitan usar diferentes materiales escolares, siendo estos casi similares en cuanto aspecto? La acción de identificar es una realidad cada vez más consolidada y demandada en multitud de entornos. Para ello, es importante que, a la hora de ejecutar este proceso, los resultados obtenidos sean de calidad.

En este sentido, y teniendo en cuenta las distintas necesidades que nos podemos encontrar, es lógico pensar que esta disparidad requiere un producto distinto, adaptado a cada uso. Para ello, es necesario observar la calidad de las etiquetas y el material del que se componen. Las etiquetas deben elegirse conforme al uso, entorno y durabilidad que los usuarios necesiten.

Los tipos de cintas que podemos encontrar según la finalidad de uso son:

  • Estándar: para superficies lisas, planas, interiores y exteriores.
  • Textil: termoadhesivas para ropa y tejidos
  • Súper adhesiva: para superficies rugosas y con relieve, con un 50% más de adhesión que las cintas estándar.
  • Flexible de identificación: para superficies curvadas, envasado e identificación de cables y utilización en autoclave.
  • Mate laminadas: colores vivos para crear etiquetas elegantes.
  • No laminadas: para uso general en interiores, de 3’5 mm de ancho para etiquetar los estuches de CD, archivadores o material de oficina.
  • De seguridad con patrón de manipulación: deja una marca de seguridad cuando se retira.
  • Alta calidad: para Industrias, que requieren grandes cantidades de impresión de cintas (imprime a alta velocidad), y que además necesitan alta resolución.
  • Tubo termorretráctil: perfectas para identificar cables. El tubo se contrae cuando se aplica calor para ajustarse al diámetro del cable.

En definitiva, una herramienta imprescindible, tanto en la vida cotidiana como en entornos profesionales. Pues la calidad de las cintas en las rotuladoras o impresoras de etiquetas es un factor clave en este sector. Gracias a la amplia variedad y flexibilidad de usos con los que los usuarios ahorrarán tiempo y dinero en la identificación de documentos, materiales, etc. Un pequeño instrumento que acabará por convertirse en el mejor aliado de los más fieles del orden, cualquiera que sea su necesidad.

Mas de Identificación

También podría gustarte

Volver arriba