1. Home
  2. Blog Brother España
  3. Impresion
  4. 2013
  5. Gestionar el ahorro de tu equipo de impresion
Chica sonriendo con portátil y chico joven sentados en salón de casa

Modos de energía: Cómo gestionar el ahorro de tu equipo de impresión

  • 2 minutos

¿Cuánto consume tu equipo de impresión? Seguramente te habrás hecho esta pregunta infinidad de veces antes de adquirirlo. O quizás no, y es ahora, una vez lo tienes, cuando te interesa conocer a fondo esta cuestión.

Para empezar, los equipos de impresión incorporan unos modos de ahorro de energía que deberías conocer en profundidad para conocer hasta dónde puedes ahorrar con ellos cada modo de ahorro de energía te permite aprovechar todo el rendimiento de tu equipo y sin gastar un kHw de más.

 

¿Cuáles son los más importantes? Te los detallamos a continuación, de mayor a menor consumo, para que saques de ellos el mejor partido:

 

  • Lista: el equipo tiene activas todas sus funcionalidades, lo cual quiere decir que el consumo de energía es mayor que en cualquiera de los modos que vamos a ver a continuación.
  • Standby: el equipo entra en este modo –no configurable por el usuario- cuando deja de utilizarse durante un periodo de tiempo, lo cual no quiere decir que esté apagado aunque se comporte como si lo estuviera. Simplemente digamos que está en reposo. ¿Cómo vuelve a activarse? Por ejemplo pulsando una tecla del panel. En algunos casos también basta con enviar un trabajo de impresión para que la máquina abandone este modo.
     
Gráfico de Modos de energia
  • Hibernación: si el equipo sigue en modo de espera (Standby) y no recibe tarea alguna durante cierto tiempo entrará en este modo. Su consumo de energía es menor que el anterior modo y la activación tiene lugar cuando el equipo recibe datos para imprimir o bien se pulsa una tecla del panel de control.
  • Apagado: como es lógico, si apagas la impresora todas sus funcionalidades dejan de operar –incluidas las de red y conectividad-. Un ahorro total de energía. Sin embargo, te recomendamos usarlo sólo si vas a estar mucho tiempo sin utilizar tu equipo, ya que reiniciarlo conlleva un consumo de tinta y tóner.

Y un consejo para finalizar: si vas a imprimir varios documentos, es mejor que esperes a tenerlos todos preparados para así imprimiros a la vez. De esta manera evitarás que el equipo cambie de un modo a otro, con el consiguiente consumo de energía que ello supone.
Tenlos todos en cuenta para sacar un mayor partido a tu equipo de impresión.

 

Mas de Impresión

También podría gustarte

Volver arriba