1. Home
  2. Conoce Brother
  3. Noticias Brother
  4. 2017
  5. Centro Óptico Martínez-Lorca optimiza la impresión de sus etiquetas con la tecnología de Brother

Centro Óptico Martínez-Lorca optimiza la impresión de sus etiquetas con la tecnología de Brother

Brother ha sido la empresa elegida por el centro óptico Martínez-Lorca para cubrir sus necesidades en materia de impresión de etiquetas.

Fundada en 1997 y ubicada en la localidad de Alcorcón (Madrid), está especializada en visión infantil y contactología ORTO-K, tratándose de un centro de referencia en España.

Antecedentes

El etiquetado de productos dentro de los comercios es una necesidad a la hora de organizar, clasificar y tener al alcance todos los productos que los clientes demandan, de una manera simple y eficaz. En todas las tiendas, se requiere crear etiquetas que contengan la información de precios, además de información sobre el stock/códigos de barras de los productos, con el fin de tener a mano todos los datos y la información de los mismos en cualquier momento.

Por este motivo, este centro óptico necesitaba una solución de identificación definitiva que les ayudara a clasificar y poner precios a los productos que suministran a sus clientes, de manera más eficiente y rápida de la que lo hacían hasta ahora.

Para este fin, hasta ahora el comercio utilizaba una impresora de tinta cargada con papel de etiquetas con la que a diario se producían etiquetas movidas, impresas a medias, y se gastaba más papel del necesario. Esto suponía también una pérdida de tiempo, recursos y eficiencia, que el equipo notaba y se traducía en un peor servicio para los clientes. El centro vende una gran cantidad de gafas al año y cada error de impresión de las etiquetas les repercutía en una pérdida de eficiencia y ritmo de trabajo. De hecho, en ocasiones, tenían que empezar el proceso de nuevo cada vez que se encontraban errores en la impresión en una serie larga de etiquetas.

Beneficios

Las impresoras de etiquetas de la serie QL de Brother pueden conectarse a la base de datos del centro óptico a través de conexión en red y WiFi (según modelo). Esto supone una ventaja a la hora de mejorar el proceso, ya que se puede enviar a imprimir desde cualquiera de los tres ordenadores que tienen en la tienda, sin cables de por medio.

Además, esto se materializa en un ahorro en hojas de etiquetas que se desperdician y en una mayor rapidez en la impresión, entre otras ventajas. Al final, se trata de que el proceso sea más eficiente y permita al empleado invertir el tiempo en otras labores de mayor valor añadido en su jornada laboral.

Con el proceso que utilizábamos antes, las etiquetas no se imprimían bien y perdíamos mucho tiempo en generar algo tan simple y cotidiano como la identificación del precio del producto. En cada gafa, además, ofrecemos la información del descuento, de la fecha de compra, el código del producto y de la garantía”, ha declarado Juan José Rodríguez Ureña, óptico optometrista y propietario de centro óptico Martínez-Lorca. “La etiqueta es, por este motivo, una herramienta de información esencial para nuestro negocio que debe ser impresa de la manera más eficiente posible. Gracias a Brother, la impresión es tres veces más rápida y sin errores”, añade.

Solución

La solución aportada por Brother es la impresora QL-710NW con conexión Ethernet y que imprime también desde WiFi. El método de impresión se basa en la tecnología térmica directa, más limpia y que logra un acabado óptimo para cada etiqueta, evitando derrames por tinta o el uso de cartuchos. La impresora de etiquetas se conecta a la base de datos del cliente desde el programa P-Touch (descargable desde la web de Brother o por CD), donde se puede modificar y añadir información específica a cada una, incluyendo imágenes y logotipos, siendo compatible con cualquier sistema informático propiedad del cliente.

Además, la tarjeta de red y WiFi le permite al cliente situar el dispositivo en cualquier punto de la tienda, por lo que la impresión resulta más sencilla y eficiente de lo habitual.