Añadido al carrito
  1. Home Brother
  2. Blog Brother España
  3. Identificación
  4. 2021
  5. ¿Qué tipos de etiquetas se necesitan en el sector logístico?
Etiquetas para el sector logística

¿Qué tipos de etiquetas se necesitan en el sector logístico?

El uso del etiquetado se ha generalizado en multitud de sectores por su versatilidad de aplicaciones. Las podemos ver en comercios para indicar precios, en instalaciones para señalizar e incluso en lo que comemos para detallar los ingredientes. Esto es así gracias a sus beneficios a la hora de mostrar la información, automatizar procesos o mejorar la eficiencia.

En el sector logístico, el uso de soluciones de identificación ayuda a simplificar el flujo de trabajo de manera precisa y a incrementar la productividad, ya que mediante las etiquetas se favorece la trazabilidad desde el almacén, durante el transporte hasta que el envío llega a su destino final.

Los profesionales de este sector deben conocer los diferentes tipos de etiquetas que tienen disponible y considerar qué tipo es la más adecuada para su necesidad.

5 tipos de etiquetas necesarias en el sector logístico:

  • Etiquetas descriptivas – Este tipo de etiquetas ayudan a detallar el contenido de un paquete, enumerando sus características principales o información relevante para el usuario. De esta manera, para el profesional del almacén logístico o para el usuario que lo recibe es más sencillo identificar el contenido del paquete.
  • Etiquetas con códigos de barras – En los códigos de barras se almacena toda la información sobre un producto o envío: fecha, peso, origen, etc. Son muy útiles para la gestión del inventario y el stock, por su facilidad de implementación, su bajo coste y sus beneficios sobre el control y la gestión de los productos de un almacén.
  • Etiquetas con códigos QR – Al igual que el código de barras, el código QR permite la identificación de los productos mediante la codificación de la información. Por eso, es otro de los métodos usados en el sector logístico para la administración de los inventarios. La principal ventaja frente al código de barras clásico es la capacidad para condensar aún más información. Por ejemplo, cada vez se está usando más para que los usuarios finales puedan descargar cualquier información relevante mediante sus teléfonos móviles, por lo que sus aplicaciones pueden ir más allá del uso en almacenes.
  • Etiquetas RFID – El RFID se sirve de la emisión de señales de radio para identificar cada artículo concreto y distinguirlo como único en relación con cualquier otro, lo que refuerza la seguridad. Para procesar la información contenida en cada tag no precisa operaciones manuales ni de alineación visual, facilitando la identificación del artículo independientemente de dónde se encuentre en la tienda, en el almacén, en un pallet, etc.
  • Etiquetas de envío – Este tipo de etiquetas muestran la información necesaria para que la empresa de transporte pueda encargarse del transporte de la mercancía. En ellas se incluyen datos básicos como el nombre del receptor y su dirección. También se puede añadir otras referencias relevantes como el contenido, peso del paquete o datos de la empresa emisora, teniendo la posibilidad, a su vez, de incluir un código de barras para favorecer su trazabilidad.

Sea del tipo que sea, las etiquetas seguirán siendo una herramienta muy útil para el sector logístico a la hora de identificar productos y gestionar y controlar de manera más eficiente el inventario. Simplemente hay que elegir qué tipo de etiquetas se adapta mejor a las necesidades del negocio, además de la tecnología más adecuada para conseguir el mejor resultado.

Más de Identificación

También podría gustarte

Volver arriba