1. Home
  2. Blog Brother España
  3. Impresión
  4. 2018
  5. 7 consejos para mantener tu impresora como el primer día
Detalle impresora multifunción tinta MFC-J6945DW Brother

7 consejos para mantener tu impresora como el primer día

  • 3 minutos

En una pequeña oficina, la impresora es un elemento esencial para desarrollar las tareas del día a día. Por este motivo, cuando adquirimos un equipo de impresión, debemos poner mucho cuidado en seleccionar el dispositivo que mejor se adapte a nuestras necesidades en este ámbito. Sin embargo, una vez lo instalamos en nuestra oficina o espacio de trabajo, no podemos caer en el error de despreocuparnos de él.

Debemos ser conscientes, como usuarios profesionales de este aparato, que la vida útil de una impresora está unida a su mantenimiento y cuidado diario. Incorporar pequeñas acciones para cuidar nuestro dispositivo favorecerá que este cumpla con su función de manera óptima durante muchos años. Además, su correcto cuidado nos evitará la aparición de problemas que llevarán consigo un gasto extra de tiempo y dinero y, por consiguiente, una bajada en la productividad de nuestro negocio.

¿Quieres saber qué tienes que empezar a poner en práctica? Te dejamos unos consejos tanto para impresoras de tinta como de tóner. ¡Toma nota!

  1. Sigue SIEMPRE las pautas e instrucciones del fabricante. Es el primer paso a seguir para evitar incidencias en nuestro dispositivo, sea del tipo que sea. Revisa los manuales y sigue las instrucciones que te marquen.
  2. Elige una ubicación adecuada. Evita situar tu dispositivo junto a elementos que generen demasiado calor como estufas o radiadores. Esto solo puede provocar que el equipo realice más limpiezas de las necesarias. También tienes que tener en cuenta que tu impresora debe estar situada en algún espacio donde no se obstruyan sus ventiladores o salidas de calor. Tanto si tienes una impresora de inyección como una láser, un ambiente que no cumpla estas condiciones puede llegar a estropear tu dispositivo.
  3. Usa consumibles originales. ¿Le pondrías un motor de una marca diferente del original a tu coche? Podría no funcionar con la misma efectividad o provocar importantes daños a tu vehículo. Con una impresora puede ocurrir lo mismo. Además de suponerte un gasto infructuoso, el uso de cartuchos no originales puede también acabar con tu impresora, provocando fallos en la impresión y derrames de tinta que menguarán la efectividad y por tanto la vida de tu dispositivo.
  4. Cuidado al manipular tus consumibles. Cuando tengas que cambiar el cartucho de tinta o tóner, evita forzar los soportes o tocar las partes sensibles de los mismos, como son los inyectores o el chip, ya que corremos el riesgo de provocar una avería.
  5. Realiza una limpieza periódica de tu dispositivo. En las impresoras láser, es conveniente realizar una limpieza habitual del tambor y los rodillos de alimentación de papel, para eliminar residuos y polvo, pero debemos tener cuidado con los productos que usamos para ello. Prescinde de los productos de limpieza, especialmente los corrosivos. Lo más adecuado es empapar un bastoncillo o paño pequeño en alcohol isopropílico y limpiar con movimientos suaves y sin forzar los mecanismos del dispositivo. En las impresoras de tinta, podemos seguir los mismos consejos para la limpieza de cabezales, pero debes saber que esta limpieza se realiza automáticamente. Si quieres conocer consejos sobre cómo limpiar el resto de componentes de tu equipo de tinta, descárgate esta infografía.
  6. ¡Ni se te ocurra desmontar tu impresora! Si tu dispositivo tiene algún problema técnico… no te hagas el héroe. Lo peor que se puede hacer ante una avería es desmontar tu equipo, ya que podrías dañar algún elemento sensible o mucho peor: anular la garantía. Ante algún imprevisto, confía siempre en el servicio técnico.
  7. No desenchufes tu equipo de tinta. Si piensas que al desenchufar tu impresora de tinta vas a ahorrar energía estás equivocado. Como hemos comentado anteriormente, este tipo de equipos realizan limpiezas de manera automática, pero para cumplir esta función el equipo debe tener corriente eléctrica. No te preocupes por el consumo eléctrico, ya que los productos Brother usan una tecnología de bajo consumo de energía en modo espera, con un consumo de tan solo 0,2W.

Aquí tienes siete consejos a seguir para poder cuidar como es debido tu equipo de impresión. Síguelos y tu dispositivo te durará mucho tiempo, evitando, además, gastos extraordinarios en mantenimiento o arreglos que desestabilizarán las cuentas de tu negocio y mermarán tu productividad. La impresora es un elemento indispensable en tu trabajo, así que… ¡dale el cuidado que merece! 

Mas de Impresión

También podría gustarte

Volver arriba