1. Home
  2. Blog Brother España
  3. Impresión
  4. 2018
  5. Cómo Imprimir un Tríptico
Hombre con jersey azul cogiendo folio recién impreso

¿Cómo imprimir un tríptico?

  • 3 minutos

Imprimir a doble cara es muy sencillo. Sin embargo, si lo que queremos imprimir es algo más complejo, como el formato folleto o un tríptico, debemos tener en cuenta varios factores para hacerlo con éxito.

Tipos de papel

Los trípticos tienen numerosas aplicaciones publicitarias e informativas y es uno de los formatos más versátiles que existen.

Dependiendo del contexto en el que vayamos a utilizarlo, usaremos un gramaje u otro, papeles con diversos tipos de satinados y acabados e incluso variaremos la forma en la que se dobla el tríptico. Como hemos dicho antes, es un formato muy versátil que nos permite desplegar todas nuestras habilidades creativas y realizar combinaciones infinitas:

  • Propaganda en buzones: en este caso suele usarse un papel de 100gr con terminación satinada. Hay tres motivos para esta elección: es un papel más barato, al pesar menos y ocupar menos espacio es más económico logísticamente hablando y también resulta más ecológico.
  • Publicidad en el punto de venta: este tipo suele imprimirse en un papel de 135gr o 150 gr. Se supone que quienes cogen un tríptico en este contexto es porque está interesado en el producto, por lo que se busca impresionar al usuario con un producto de aspecto profesional.
  • Ferias o exposiciones: al estar rodeados de la “competencia”, en estos contextos siempre intentamos que nuestros trípticos parezcan lo más profesionales posible. Suele usarse un papel de 150gr o más, con terminación satinada y brillo. En este caso suelen hacerse varios modelos para dedicar cada uno a un producto concreto o a un servicio específico. Es una gran oportunidad para impresionar a potenciales clientes y competencia con diseños creativos y especiales que se salgan de lo común.
  • Instrucciones de producto: Dependiendo del producto, de si es una promoción o una edición limitada, utilizaremos gramajes diferentes y tipos de papel diversos, incluso llegando a permitirnos usar uno de 150gr.

10 pasos para hacer un tríptico perfecto

Os daremos unos sencillos consejos para que los apliquéis a la hora de diseñar e imprimir vuestros trípticos:

  1. Plantea el concepto: ten claro qué quieres transmitir y cuéntalo de forma atractiva.
  2. Decide cómo será tu tríptico: el tamaño, si será horizontal o vertical, a una o dos caras, cómo se doblará, la forma que tendrá…
  3. Hazlo sencillo y directo: No abrumes a tus usuarios con un exceso de información. Evita datos superfluos y céntrate en aquello que aporte valor.
  4. Diseño corporativo impactante: asegúrate de impactar y, a la vez, de que la marca sea bien reconocible.
  5. Cuidado con los colores: no abuses de los que son excesivamente llamativos, pero tampoco de los poco llamativos. Utiliza aquellas tonalidades adecuadas a tu audiencia y producto, para lo que puedes tener en cuenta la psicología del color.
  6. Jerarquiza la información: juega con los elementos gráficos para ordenar la información y destacar lo más importante. Así podrás derivar la atención hacia lo que te interesa.
  7. Escoge el papel adecuado: como ya te comentábamos antes, utiliza el tipo de papel que mejor se adapte a tus necesidades y a la información que quieras transmitir.
  8. No olvides incluir la información de contacto.
  9. Repasa todo bien antes de imprimir: haz una impresión de prueba para comprobar que todo es correcto antes de imprimir todas las copias que necesites.

La clave: impresión a doble cara

Lo habitual es que los trípticos tengan necesidades especiales de impresión por los tipos de papel que se utilizan. Además, siempre ha de ser un equipo con función dúplex (a doble cara).

Estos son los pasos que debes seguir para imprimirlo correctamente:

  • Una vez hayas decidido el papel que vas a utilizar y que te has asegurado de que tu impresora soporta su gramaje, tienes que comprobar los niveles de tinta del equipo. Dependiendo del equipo deberás hacerlo imprimiendo una prueba, aunque es recomendable hacerlo siempre para comprobar también que el diseño es correcto
  • Si tu impresora tiene impresión automática a doble cara, deberás asegurarte de que refleje la impresión del eje vertical.
  • Cuando hayas realizado una prueba impresa, hayas cortado los márgenes sobrantes y comprobado que al doblarlo encaja con el diseño que buscabas, solo tienes que seleccionar el número de copias que quieres hacer y ponerte manos a la obra.

Cada vez son más los equipos que incorporan unidad de impresión a doble cara, desde equipos de alto rendimiento, para oficinas en las que sea habitual la impresión de trípticos hasta otros para un uso más esporádico e incluso a nivel doméstico.

Los equipos A3 te proporcionarán una impresión en alta resolución y con una saturación del color de alta calidad. Además, podrás utilizar papel en diferentes tamaños, texturas y grosores, pasando desde los 60 gr hasta los 163 gr.

Además, ciertos equipos te permitirán utilizar tóneres de alto rendimiento para ahorrar costes y diversas bandejas multifunción, para que no tengas que cambiar continuamente los recambios de papel de diversos tipos.

Mas de Impresión

También podría gustarte

Volver arriba