Añadido al carrito
  1. Home Brother
  2. Blog Brother España
  3. Impresión
  4. 2021
  5. Printerfobia solucionada: 10 pasos prácticos para convertirte en un “susurrador de impresoras”
Printerfobia solucionada 10 pasos prcticos

Printerfobia solucionada: 10 pasos prácticos para convertirte en un “susurrador de impresoras”

Después de haber arrojado luz acerca de la printerfobia– el temor a la tinta desprendida por los equipos de la oficina– nos gustaría ayudar a los trabajadores en España a vencer su parálisis ante la impresión.

Aquí están algunos consejos para ayudar a los printerfóbicos a que se conviertan en “susurradores de impresoras” expertos y calmados.

Los 10 mejores consejos para superar tu printerfobia

  1. Aleja tus miedos y dale una oportunidad – una actitud positiva gana en casi todas las situaciones, así que, si estás cansado de llamar a los “susurradores de impresoras” o pedir ayuda telefónica cada vez que necesitas completar una tarea, ¿por qué no te unes a la misión de superar los temores a la impresión?
  2. Conecta y funciona – conectar tu ordenador con la impresora no debería ser una laboriosa tarea. En general, las impresoras están diseñadas para conectarse con el ordenador o dispositivo móvil en tan sólo unos pocos y fáciles pasos.
  3. Intenta reponer la tinta de tu cartucho – un paso fundamental a la hora de vencer a la #Printerfobia y convertirte en un #Susurradordeimpresoras es controlar el cambio de cartucho de tinta o el tóner, especialmente si estás trabajando desde casa y para ello lo mejor es la práctica. La práctica te dará la confianza y la calma necesarias en caso de emergencia.
  4. Encontrar dónde se guardan los recambios de cartuchos – los empleados con dudas acerca de cómo usar la impresora pueden desanimarse debido a frustraciones completamente ajenas como no saber dónde encontrar el papel de recambio, el tóner o la tinta cuando están en la oficina. Se debe prevenir esto tomándose el tiempo necesario para saber dónde se encuentran guardados estos objetos tan fundamentales o asegurándose de que siempre tienes a mano un recambio disponible.
  5. Pregunta por demostraciones y accesos directos de las instrucciones de tus dispositivos – pregunta al responsable de TI de tu oficina (o “susurrador de impresoras”) si te puede dar un breve tutorial sobre cómo utilizar tu impresora, ya sea presencialmente o de forma virtual. Esto te permitirá poseer una visión detallada de las funciones del dispositivo, así como qué chequear cuando existe un problema. Si estás trabajando desde casa, simplemente descárgate el manual de usuario y guárdalo cerca.
  6. Explora la pantalla del dispositivo – algunos dispositivos modernos de impresión posen interfaces intuitivas y pantallas táctiles que suponen una ventana de acceso a su funcionalidad y una forma de resolver problemas. Explorando la impresora a través de su panel de control y aprendiendo a navegar por sus funciones, te ayudará a adelantarte a muchas de las preguntas que podrías tener en el futuro y reducir la aparición de problemas de última hora.
  7. Familiarízate con las bandejas de papel – las bandejas de papel son muy poco entendidas por los printerfóbicos– “¿Por qué hay tantas??” – “¿Para qué sirven?” – “Argh, he repuesto la bandeja incorrecta”. Ahorra tiempo reponiendo papel cuando ocurre una emergencia conociendo qué bandejas son las que se utilizan para cada tamaño y tipo de papel.
  8. Accesos directos a las opciones básicas de impresión – opciones de impresión como los márgenes, orientación, blanco y negro, color, a una o a doble cara se configuran desde el ordenador cuando mandas los documentos a la impresora. Familiarízate con las opciones básicas de impresión para ahorrar tiempo. Se puede acceder a ellas mediante los accesos directos Ctrl+P para PC y Command-P para los usuarios de Mac.
  9. Practicar el escaneado – en principio no hay nada complicado en cuanto al escaneado – la complejidad llega a la hora de decidir cuándo y cómo quieres enviarte el archivo digital.La variedad de opciones puede convertir este paso en un pequeño reto, así que lo primero que hay que hacer es elegir tu preferencia. Ya sea que prefieres recibir el archivo digital en el e-mail o guardarlo directamente en un USB, juega con la funcionalidad y haz lo que sea mejor para ti.
  10. Los atascos de papel no son una pesadilla – si tu impresora se atasca, no tienes que entrar en pánico. Habitualmente la pantalla te indicará dónde puede haberse producido ese atasco. Simplemente sigue los pasos en la pantalla o revisa tu impresora para eliminar cualquier papel atascado. Cuando el atasco se haya solucionado, continua con normalidad con tu día.

Cuando tengas experiencia, hayas mejorado tus habilidades y acallado tus miedos, ¿por qué no animar a otros a que se inspiren en tu éxito?

Los printerfóbicos reformados se convierten en los mejores portavoces y los más apasionados “susurradores de impresoras”, así que ayúdanos en nuestra misión de mejorar las habilidades de la impresión de los español

Más de Impresión

También podría gustarte

Volver arriba