Añadido al carrito
  1. Home Brother
  2. Blog Brother España
  3. Identificación
  4. 2021
  5. ¿Por qué el reparto a domicilio es la clave para la supervivencia de los restaurantes?
Por qué el reparto a domicilio esclave para la restauración

¿Por qué el reparto a domicilio es la clave para la supervivencia de los restaurantes?

La COVID-19 nos ha impactado a todos, pero para unos ha sido más fuerte que para otros. Todos los sectores de actividad están viviendo ya las consecuencias de una crisis sanitaria que está desembocando en una grave crisis económica – incluso mayor que la que vivimos hace más de 10 años –, pero para algunos negocios está siendo más duro o casi imposible sobrevivir a esta situación.

Ante este paradigma, ha llegado la hora de reinventarse, de ser más creativos y de apostar por la tecnología. Porque si algo hemos aprendido de esta pandemia es que no podemos quedarnos sentados esperando las consecuencias; tenemos que redefinir nuestros modelos de negocio, y la tecnología es crucial para llevar a cabo este objetivo.

El sector de la restauración es un claro ejemplo de esa necesaria redefinición del negocio para garantizar la continuidad del mismo. El delivery es algo que ya existía desde hace muchos años; pero la COVID-19 ha disparado el número de locales que ahora ofrecen este servicio de reparto a domicilio. Es decir, ya no estamos hablando de una modalidad propia de las cadenas de restaurantes, sino de un instinto de supervivencia de bares más pequeños, o incluso de establecimientos rurales, donde el reparto a domicilio era impensable. Para ello están invirtiendo en envases más avanzados y cambiando su forma de trabajar, y algunos incluso se preocupan por su imagen y la información que dan al consumidor, algo que se ha vuelto fundamental y que estamos demandando cada vez más.

Es aquí donde entra en juego el correcto etiquetado de los alimentos, que ya no es algo exclusivo de las cocinas de los restaurantes, sino que se ha convertido en algo crucial para que un negocio de take away sea seguro, con una imagen de marca inmejorable que nos ayude a diferenciarnos de la amplia variedad de jugadores que están empezando a surgir en este ámbito de forma imparable.

Aunque existe una normativa en Europa que obliga a informar al consumidor sobre los ingredientes y alérgenos que tienen los platos que vamos a consumir, se trata de una ley un tanto abierta, puesto que lo único que dice es que el restaurante tiene que informar al consumidor por algún medio, o que la información tiene que estar disponible si este la solicita. Es decir, lo único que deben hacer los locales es tener hojas que indiquen que hay ‘información sobre alérgenos a disposición del consumidor’. Pensemos por ejemplo en alimentos comunes como los sándwiches que, en el caso de España, vienen preparados de un obrador en la mayoría de los casos; los establecimientos que los venden no tienen la obligación de etiquetarlos en el local.

Pero ese incremento del servicio de take away ha hecho que cada vez estemos viendo más casos de restaurantes que están etiquetando los platos que preparan para domicilio con etiquetas que imprimen en los propios establecimientos o que están preimpresas, y que incluyen información sobre los ingredientes, resaltando los alérgenos de alguna manera (en negrita, cursiva, etc.). Y es que los restaurantes quieren dar un paso más, proporcionando información detallada sobre el nombre del plato que se reparte a domicilio, quién lo ha preparado, fecha en la que se ha preparado, caducidad, alérgenos, etc. Y es que ¿a quién no le gusta recibir platos de comida en casa igual que si nos los estuviesen sirviendo en un restaurante, con la misma calidad, la misma temperatura, el mismo formato y los mismos ingredientes?

Todos los restaurantes deben adaptar su carta y buscar el mejor packaging para que el producto llegue en perfectas condiciones a nuestra casa, y con toda la información para que los consumidores seamos conscientes de cuáles son los ingredientes que se han utilizado y si contiene algún tipo de alérgeno. ¿Cómo? Con impresoras de etiquetas avanzadas que permitan imprimir bajo demanda, y dentro del establecimiento, etiquetas de calidad profesional y sin ningún tipo de error; porque lo de escribir a mano ha pasado a la historia, y así se mejoran los procesos de etiquetado tanto en la cocina como en el servicio de delivery.

La famosa frase de ‘reinventarse o morir’ está ahora más patente que nunca, y los negocios de la restauración deben ser muy conscientes de ello si quieren sobrevivir a la COVID-10. El servicio de take away se ha convertido en una enorme oportunidad para ellos; pero si quieren diferenciarse de sus competidores y aportar más valor a sus clientes, deberán invertir en soluciones tecnológicas que les ayuden a optimizar sus procesos de etiquetado – tanto en cocina como en el servicio de reparto a domicilio –, haciéndolos más seguros y mucho más eficaces.

Más de Identificación

También podría gustarte

Volver arriba