1. Home
  2. Blog Brother España
  3. Impresión
  4. 2018
  5. Controla el coste por pagina y ahorra en la impresion
Mujer rubia sentada escribiendo en agenda

¿Eres autónomo? Controla el coste por página y ahorra en la impresión de tu negocio

  • 3 minutos

Ser autónomo conlleva enfrentarse diariamente a diferentes retos, sobre todo, en lo que a productividad, eficiencia y costes se refiere. Tener todo controlado es clave para que tu trabajo y las mejores ideas salgan adelante. La flexibilidad, por tanto, es indispensable para que todo funcione y es aquí donde los dispositivos elegidos que te acompañan en el día a día juegan un papel muy importante. Dentro de la impresión, uno de los elementos más importantes a tener controlado es el coste por página o CPP.

¿Qué es el coste por página?

En muchas ocasiones, a la hora de adquirir un equipo de impresión solo se presta atención al precio del equipo, sin tener en cuenta cuál es el coste posterior de cada uno de los consumibles. Para obtener el coste por página habría que dividir el precio del consumible entre la duración (número de impresiones) del mismo.

Por todo esto, a la hora de comprar un equipo de impresión, es importante que conozcas cuáles son las necesidades reales que tienes como autónomo para que así puedas adaptar al máximo y saber cuál es la mejor opción para ti.

La elección de consumibles es clave

Una de las formas de ahorrar en el coste por página reside en el uso de consumibles de mayor capacidad. Ahora bien, no todos los equipos disponen de esta opción, por ello es importante que cuando compres un equipo te fijes en si está entre sus características esta opción ya que, de esta forma, podrás adaptar tus necesidades de impresión si estas cambian en el futuro.

Los consumibles independientes XL cumplen con esta función debido a que ofrecen grandes ventajas de ahorro en el coste por página. Por ejemplo, si empleas un consumible XL ahorrarás en cada página impresa, ya que incrementa la capacidad de impresión de un consumible estándar, sin embargo, el precio no lo hace en la misma proporción. También nos proporciona mayor autonomía entre reemplazos, retrasando el momento de la próxima compra.

¿Qué es el coste total de propiedad (TCO)?

Es una medida que sirve para conocer cuál es el coste total del equipo durante su uso. Es decir, en el caso de un equipo de impresión, sería la suma total del precio inicial del dispositivo más el coste de todos los consumibles que se van a utilizar durante la vida del mismo.

Veamos un ejemplo

Juan, empresario autónomo, ha calculado que necesita imprimir 3.600 páginas durante 3 años, es decir, 100 páginas al mes y necesita adquirir un equipo que se adapte a sus necesidades de impresión y que, por supuesto, sea lo más económico posible. Es entonces cuando se le abren dos opciones posibles:

  1. Comprar el equipo más económico con consumibles estándar.
  2. Adquirir un el equipo más caro, pero con consumibles XL.

Si escoge la opción 1: “Comprar el equipo más económico con consumibles estándar”, el coste del equipo será de 50€, una opción muy económica, al igual que el del consumible estándar que es de 10€ con una duración estimada de 200 páginas. Por tanto, si calculamos el TCO, es decir, el coste total de propiedad será de 50€ más 18 consumibles a un coste de 10€. Por tanto, el coste total de este primer escenario será de 230€.

Si escoge la opción 2: “Adquirir el equipo más caro, pero admite consumibles XL.”, el coste del equipo será mayor, ya que tiene mejores prestaciones y permite el uso de consumibles XL, tendrá un coste de 70€, y el coste del consumible, por su parte, será de 14€ por consumible. Sin embargo, la duración de estos consumibles XL es de 400 páginas. Por tanto, si calculamos el TCO, la inversión extra a realizar será de 200€, pero el coste total de propiedad se reduce a 196€.

Como puede observarse la opción 2, a pesar de tener un coste más alto tanto en el equipo como en los consumibles, nos ofrece casi un 15 % de ahorro para las necesidades de impresión de Juan y, además, disfrutar de un equipo con mayores prestaciones.

¿Cuál es la conclusión?

Escoger el equipo más barato no siempre es una garantía de ahorro, por ello, estimar las necesidades de impresión que vas a requerir en tu día a día, así como calcular el TCO, es clave para que tomes la opción de impresión perfecta para ti.

 

Mas de Impresión

También podría gustarte

Volver arriba