Añadido al carrito
  1. Home
  2. Blog Brother España
  3. Transformación Digital
  4. 2020
  5. Cinco impulsores sociales en la nueva era del trabajo
Impulsores sociales en la oficina del futuro Brother

Cinco impulsores sociales en la nueva era del trabajo

Las oficinas están listas para transformarse en los próximos años, más allá de lo que somos capaces de imaginar, y es por una sencilla razón: los trabajadores también están cambiando.

Hasta ahora las costumbres en el trabajo han sido dictadas por prácticas muy arraigadas a lo largo del tiempo que fueron establecidas por generaciones anteriores. Pero los cambios demográficos y otros factores sociales están creando una nueva ola de necesidades.

¿Cuáles son estas fuerzas de cambio?

1. Las generaciones más jóvenes serán predominantes en el lugar de trabajo

La generación de los Millennials, nacida entre 1980 y 2000, representará más del 75% de la fuerza laboral para 20251 lo que está a punto de cambiar el mercado de trabajo. Los Millennials ocuparán cada vez más puestos de responsabilidad y ejecutivos, mientras que la Generación Z, más joven, nacida entre 2000 y 2009, también verá aumentada su presencia.

Estos trabajadores más jóvenes, que han nacido con internet, tabletas y teléfonos inteligentes, tienen fuertes expectativas digitales. Viven en la cultura de la inmediatez y demandan creatividad y colaboración. A diferencia de las generaciones pasadas, rechazan de manera general los sistemas jerárquicos por otros métodos de trabajo más flexibles.

Y lo que es más importante, son emprendedores, se sienten cómodos asumiendo riesgos. Están felices de desafiar procesos anticuados y aportan una mentalidad de start-up que puede suponer un cambio muy grande en la industria. Su papel en la configuración del trabajo en el futuro será enorme.

2. Aumento de la edad de jubilación

Con la generación del Baby Boom, nacida entre 1944 y 1964, cada vez más cerca de la jubilación, los empleadores de todo el mundo se centran estratégicamente en atraer trabajadores más jóvenes. Sin embargo, las empresas deberían saber que estas prisas por jubilarse es una tendencia cortoplacista.

Gracias a las mejoras de salud, bienestar y el aumento de la esperanza de vida, la edad media de jubilación está aumentando en toda Europa. Algunos países incluso están equiparando la futura edad de jubilación a la esperanza de vida2. Es un cambio que se hará más frecuente cada década que pase y se espera que los trabajadores que actualmente tienen entre 20 y 30 años trabajen hasta los 70 años.

De este modo las empresas deberían prepararse para entornos de trabajo con cinco generaciones (5G) simultáneamente, donde no será raro ver a jóvenes de 20 y 70 años trabajando juntos en el día a día. Planificar este reto con antelación permitirá que estas dos generaciones no tengan conflictos entre ellos y que se complementen entre sí al compartir habilidades y conocimientos a través de la colaboración.

3. La globalización y la fuerza laboral itinerante

La evolución de las necesidades humanas está generando mayores libertades, lo que está teniendo un gran impacto de manera recurrente en el lugar de trabajo.

Independientemente de si el trabajo se hace en remoto, se trabaje menos horas, se comparta el permiso de maternidad o se cojan más vacaciones, los trabajadores lo tienen más fácil para conciliar sus necesidades económicas y su estilo de vida.

La tecnología permite que la sociedad actual tenga más opciones. Se puede trabajar por cuenta propia, a tiempo parcial, compartir trabajos, cambiar de carrera profesional, aprovechar las oportunidades de la globalización o montar un negocio para conciliar la vida laboral y familiar.

Debido a esto, las empresas deberán hacer un esfuerzo para mantener contento al trabajador si no quieren perderlo.

4. Diversidad en la empresa

Según el Banco Mundial, las mujeres representan el 45,9% de la fuerza laboral activa en la Unión Europea3. Si bien, la creciente influencia femenina ha tenido un efecto enormemente positivo en el trabajo, la productividad y la empresa, lamentablemente no ha tenido un impacto similar en las jerarquías superiores de las corporaciones.

Conseguir la igualdad de género en el trabajo no es la única oportunidad que se nos presenta. La innovación en cuanto al diseño podría romper las barreras de las personas con discapacidad para aprovechar el talento de los trabajadores con condiciones como la dislexia, el autismo y las discapacidades físicas. Las empresas que dan cabida a estas personas y que acogen y aceptan estas necesidades, crecen año tras año.

5. La legislación obligará a la empresa a implementar la mejora continua

Impulsar cada uno de estos desafíos sociales, será la clave para mejorar la legislación con respecto a los entornos de trabajo. 

Los esfuerzos para mejorar el nivel de vida de los trabajadores europeos, provocará que los legisladores adopten ideas que ya han sido probadas de manera internacional. Se podrán aplicar estándares de calidad mínimos en diferentes factores que influyen en el bienestar; como la iluminación, la comodidad de la silla y el tiempo que se pasa delante de la pantalla.

Esto se combinará con las opciones de conectividad de la propia oficina y las iniciativas de acreditación, que faciliten a las empresas y a los autónomos seleccionar las mejores instalaciones.

Si bien esto es fantástico para los trabajadores, las empresas estarán obligadas a estar al día con el cumplimiento.

Este listado está extraído del informe “La oficina del futuro” que ha lanzado Brother para inspirar a los responsables de negocio con ideas que impulsen la productividad en sus empresas y les ayuden a prepararse para lo que está por venir.

Si quieres conocer el informe completo, puedes descargarlo en esta página.

Fuentes:

1 Quocirca Print 2025: Millennial’s Matter report

2 Morey Smith: The Future of the Workplace

3 World Bank, Labor force, female

Mas de Transformación digital

También podría gustarte

Volver arriba