Añadido al carrito
  1. Home Brother
  2. Blog Brother España
  3. Identificación
  4. 2021
  5. Cómo el escaneado y el etiquetado puede acabar con los desperdicios de comida en supermercados
C´pmo el escaneado y el etiquetado puede acabar con los desperdicios de comida

Cómo el escaneado y el etiquetado puede acabar con los desperdicios de comida en supermercados

En el sector de la alimentación es muy frecuente considerar el desperdicio de los mismos como un hecho inevitable del negocio. Pero los profesionales de esta industria tienen una gran oportunidad de educar a los consumidores sobre este aspecto.

Verduras con alguna imperfección, packs de productos abiertos, latas con etiquetas mal impresas, etc. Solo son unos pocos ejemplos en los que hay riesgo de desecho, ya que no se considera mercancía apta para la venta.

El que se desperdicien tantos alimentos probablemente no se deba a que se compre demasiado o a una mala rotación de las existencias, sino más bien a la percepción concreta que tienen los clientes sobre la frescura de los alimentos. Además, existe mucha confusión en torno al etiquetado. De hecho, hay estudios que demuestran la existencia de una creencia errónea extendida entre los consumidores:  la relación entre la fecha de caducidad y la calidad, y la relación entre la fecha de consumo preferente y la seguridad alimentaria.

Por supuesto, existen multitud de innovaciones tecnológicas que abordan esta cuestión, ofreciendo información en tiempo real sobre el estado de los productos, ya sea con envases que incluyen sensores que cambian de color cuando el contenido está caducando, o etiquetas inteligentes que cambian de textura cuando el producto se está estropeando. Soluciones que, sin embargo, se encuentran actualmente en fase de desarrollo y aún no han llegado al mercado. Y por supuesto no debemos olvidar que los fabricantes también están obligados por ley a indicar en las etiquetas las fechas de caducidad y de consumo preferente.

Por todo esto, nos planteamos la siguiente cuestión: ¿qué pueden hacer los profesionales de este sector y los responsables de TI de las empresas de esta industria para acabar con el desperdicio de alimentos?  Estos dos consejos serían la respuesta:

Gestionar las existencias y reducir el stock utilizando información en tiempo real

Los estantes repuestos, siempre llenos y ordenados, son la base del atractivo de los productos en sector retail de alimentos. Además, para el cliente, la frescura de los alimentos dependerá de su fecha de caducidad: cuanto más se acerque a la misma, menor frescura.

Esto hace que deban retirarse o reducirse, inevitablemente, muchas existencias el último día que pueden ser vendidas (las etiquetas de "consumir hasta" y "consumo preferente antes de" no son un requisito legal y se utilizan para ayudar al personal a rotar las existencias, pero, legalmente, cualquier alimento con fecha de caducidad no puede venderse tras de la fecha indicada).

Para la mayoría de los supermercados y negocios pequeños y medianos, el proceso de reducción de existencias es el mismo: el personal escanea los códigos de barras de los artículos que están a punto de caducar, y el sistema se basa en las ventas de días anteriores para indicar la cantidad de existencias que se prevé vender. Y, a partir de ahí, el sistema o los empleados calculan un nuevo precio.

Merece la pena considerar este enfoque si, por la razón que sea, aún no has invertido en una solución que te permita gestionar los niveles de existencias en tiempo real y/o optar por reducir los productos manualmente.

La incorporación de una impresora de etiquetas inalámbrica que se comunique con un escáner o un dispositivo inteligente conectado al software de back office permite reducir los productos basándose en información actualizada. Por ejemplo, el personal puede darse cuenta de que un producto al que se le ha rebajado el precio no se está vendiendo tan bien como se preveía, por lo que puede volver a bajar el mismo e imprimir rápidamente las etiquetas necesarias sin ninguna molestia.

También merece la pena considerar cómo la tecnología puede permitirte mejorar las operaciones de tu negocio y crear valor a partir de los alimentos no vendidos. Existen plataformas inteligentes que actúan como mercados digitales B2B y ofrecen a las empresas la posibilidad de vender los excedentes de alimentos. Estas plataformas pueden ser especialmente útiles si las escuelas u organizaciones benéficas locales no pueden aceptarlos.

Personalizar las etiquetas para educar a los clientes

La reducción de las existencias es muy buena para el negocio, pero un aumento de los beneficios no equivale necesariamente a una reducción de los residuos. Los clientes pueden comprar productos rebajados, pero luego los tiran si no los comen el mismo día que los compran.

Los profesionales del sector de la alimentación tienen la oportunidad de personalizar las etiquetas para educar a los consumidores sobre lo que se debe tener en cuenta para considerar que un alimento es fresco o no. Pueden generar e imprimir etiquetas con códigos QR, especialmente para la fruta y la verdura a granel, que no tienen etiquetas y pueden estar en perfectas condiciones, pero magulladas por una mala manipulación. Muchos consumidores tienen smartphones, por lo que es muy probable que respondan a algún tipo de llamada a la acción. Al escanear el código QR, se les podrá redirigir a una página web con información sencilla, útil y práctica sobre cuestiones acerca de por qué la fruta magullada es perfectamente comestible o qué significan las etiquetas de “consumir antes de” o "consumir preferentemente antes de".

Si los clientes saben que te estás tomando en serio el problema del desperdicio de alimentos, y que estás haciendo algo práctico para solucionarlo, es más probable vuelvan a comprar en tu tienda.

En definitiva, adoptar las nuevas tecnologías y desafiar el comportamiento de los clientes no eliminará por completo el desperdicio de alimentos, pero será saludable para las operaciones comerciales y para su cuenta de resultados.

Más de Identificación

También podría gustarte

Volver arriba